The Original Harry Benjamin Syndrome Site

Inicio
Síndrome
Perspectiva
Retrospectiva
AnDICfam
Adolescentes
Hemeroteca
Realidad Social
Harry Benjamin
Estudios M.D.
Legislación
SOC-HBS
Recursos SHB
Enlaces / Links
Opinión Pacientes
CONTACT

 
 
 
Síndrome de
Harry Benjamin
 


 Información General


Todo sobre el SHB
 
 



por Charlotte Goiar

Copyright @ 2005-2011, Charlotte Goiar. 
Todos los Derechos Reservados


shb-info.org

Contenido
 
¿Qué es el Síndrome de Harry Benjamin?

¿Cómo se trata el Síndrome de Harry Benjamin?

SHB: Una Condición Intersexual

Tres Declaraciones Finales.
 

 
Texto revisado continuamente.

 
 
 







T
ras más de 60 años de Investigación Médica sobre las posibles causas del Transexualismo -moderno SHB,
NO existe ni un sólo estudio Científico que demuestre, ni si quiera apunte, a una causa psicológica o medio ambiental para el Transexualismo -SHB.
Todos los resultados de todas las Investigaciones Médicas llevadas a cabo hasta el momento apuntan exclusivamente a causas biológicas (neurológicas y genéticas) para el Transexualismo -moderno SHB. -
Dr Henk Asscheman, MD, PhD (The Netherlands). Professor Michael Besser, DSC, MD, FRCP, SmedSci. (UK). Dr Susan Carr, MPhil. MFFFP. DDRCOG. (UK). Dr Domenico di Ceglie, FRCPsych., DIP. PSICHIAT (Italy) (Child Section) (UK). Professor Milton Diamond , PhD (Chair) (USA). Professor Richard Green, MD, JD, FRCPsych. (UK). Professor Louis Gooren, MD, PhD (The Netherlands). Dr Frank Kruijver, MD (The Netherlands). Dr Joyce Martin, MRCGP, MB ChB, D.Obst.RCOG. (UK). Dr Zoe-Jane Playdon, BA(Hons), PGCE, MA, MEd, PhD, DBA, FRSA. (UK). Mr David Ralph, MBBS, BSc, FRCS, MS. (UK). Mrs Terry Reed, JP, BA(Hons), MCSP, SRP, Grad Dip Phys. (UK). Dr Russell Reid, MB. ChB, FRCPsych. (UK). Professor William Reiner, MD. (USA). Mr M. Royle, MBBS, FRCS (Urol) (UK). Professor Dick Swaab , MD, PhD. (The Netherlands). Mr Timothy Terry, BSc, MB, BS, LRCP, FRCS (Urol), MS (UK). Mr Philip Thomas MBBS, FRCS (Urol). (UK). Professor James Walker, MD, FRCP, FRCOG. (UK). Dr Philip Wilson, DPhil MRCP MRCPCH FRCGP. (UK). Dr Kevan Wylie, MB, MmedSc, MD, MRCPsych, DSM. (UK).
 






 

 
¿Qué es el Síndrome de Harry Benjamin?
      

 

El Síndrome de Harry Benjamin (SHB) es una condición intersexual de nacimiento que ocurre en apróx. 1 de cada 100.000 niños de ambos sexos, en la cual la diferenciación sexual a niveles neurológico y anatómico no se corresponden. Así, una niña nacida con esta condición, parece ser un niño al nacer, su sexo cerebral es femenino pero  su  anatomía  externa  es  masculina -genitales  masculinos. Los niños nacidos con esta condición presentan genitalia femenina, aunque su sexo cerebral es masculino: neurológicamente son varones.

El Síndrome de Harry Benjamin es un grave trastorno del desarrollo sexual (TDS) que afecta a un número muy pequeño de niños y niñas. Este síndrome produce un severo desajuste biológico entre el sexo neurológico de la persona y el resto de características sexuales físicas de la persona, bloqueando un correcto desarrollo fisiológico de la persona que lo sufre de forma alineada con su sexo neurológico.

La condición es muy grave, y lamentablemente muy malentendida, ya que se confunde popularmente con otros fenómenos como la transexualidad o el transgenerismo, fenómenos estos más comunes y conocidos por su ambigüedad sexual que al ser más visibles esconden estas otras condiciones fisiológicas más graves y mucho menos comunes.

Un niño nacido con Síndrome de Harry Benjamin (neurológicamente varón) se desarrolla fisiológicamente con caracteres sexuales femeninos, siendo a posteriori educado como una niña. A medida que este niño crece, culturalmente se espera de él que se desarrolle como una mujer y como tal actúe, a pesar de permanecer neurológicamente varón.

Una niña nacida con Síndrome de Harry Benjamin (neurológicamente mujer) se desarrolla fisiológicamente con caracteres sexuales masculinos, siendo a posteriori educada como un niño. A medida que esta niña crece, culturalmente se espera de ella que se desarrolle como un hombre y como tal actúe, a pesar de permanecer neurológicamente mujer.

Como cualquier persona se puede imaginar, la situación es muy grave, demasiado grave como para frivolizar con ella.

La única forma de corregir este grave desajuste físico es mediante tratamiento médico de por vida que pueda bloquear y corregir este desarrollo físico contrario al verdadero sexo de la persona (el sexo neurológico), un tratamiento que incluye diversas cirugías mayores.

Actualmente la medicina no es capaz de diagnosticar este problema en el nacimiento, por lo cual el Síndrome de Harry Benjamin causa entonces que a estos niños se les adjudique el sexo erróneo desde el nacimiento, siendo a posteriori educados en el rol de género contrario a su verdadero sexo biológico.

Hoy sabemos que el cerebro es, de lejos, el órgano sexual más importante, y el único que puede definir, a ciencia cierta, el verdadero sexo de una persona. La identidad de género se halla impresa en las estructuras más profundas del SNC y el cerebro. El Síndrome de Harry Benjamin se diferencia de otras condiciones intersexuales, en que este no es evidente para diagnóstico en el nacimiento, sino más interno y difícil de diagnosticar, pues requiere una tecnología de diagnóstico médico más avanzada. 

El Síndrome de Harry Benjamin es una condición intersexual muy severa que precisa de una completa y dramática rehabilitación física. En relación a otras condiciones intersexuales, el Síndrome de Klinefelter es sobre cien veces más frecuente que el Síndrome de Harry Benjamin. El Síndrome de Turner es cincuenta veces más frecuente que el Síndrome de Harry Benjamin, y el Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos, es diez veces más frecuente que el Síndrome de Harry Benjamin.

La mayoría de las personas afectadas por el Síndrome de Harry Benjamin hasta ahora solían ser diagnosticadas entre los 15 y 35 años de edad, como promedio, lo cual no ha impedido a muchas personas poder corregir el problema y todavía poder llevar una vida satisfactoria después. Actualmente este Síndrome se detecta a edades mucho más tempranas (4-5 años de edad). Las personas con Síndrome de Harry Benjamin necesitan y completan su cirugía correctiva genital, y la tendencia actual se dirije hacia el diagnóstico precoz (temprano en la adolescencia) y el tratamiento integral lo más temprano posible.

El nivel de ansiedad experimentado por las personas con Síndrome de Harry Benjamin varía de una persona a otra. Los establecidos roles sociales de género están lejos de ser seguidos perfectamente por todo el mundo, y no todas las personas encuentran tan terrible el hecho de ser tratados como miembros del sexo opuesto. El grado de preocupación de la gente por su  propia apariencia y anatomía es también muy variable. Pero es totalmente normal, y probablemente mucho más comun, para las personas, prestar más atención y dar más importancia a tanto su propio género físico y social como al de los demás. Puede ser algo que ellos ya den por garantizado
sólo  raramente piensen en ello, lo cual es una indicación de lo profundamente arraigado que es.

Las personas con Síndrome de Harry Benjamin casi siempre experimentan una creciente insatisfacción e infelicidad con ambos, sus cuerpos y sus roles de género, hasta que ellos puedan corregirlos, incluso hasta el punto de llegar al suicidio si no pueden solucionar su problema.

El dolor causado por el Síndrome de Harry Benjamin es exacerbado por la actitud social hacia él. Compañeros, amigos y familiares actúan frecuentemente de forma incrédula y hostil hacia personas que revelan que han descubierto que padecen el Síndrome de Harry Benjamin. La sociedad en general no trata bien a las personas cuya apariencia es ambigua de género, haciendo muchas veces de ellos/as objeto de abuso verbal, discriminación, y en ocasiones violencia. Esto es muy duro de afrontar cuando además se carece de apoyo familiar o de un empleo estable, sin embargo éste suele ser a menudo el caso.

La más posible explicación sobre la causa del Síndrome de Harry Benjamin es alguna clase de variación o irregularidad hormonal durante el periodo de gestación. Pero cualquiera que puedan ser las causas que producen esta condición, se trata de una condición genuina, traumática, que merece comprensión y compasión.


 








 
Diferencias Terminológicas Básicas


 
 
Síndrome de Harry Benjamin (SHB):  es  una  condición  intersexual  que  se desarrolla antes del nacimiento involucrando el proceso de diferenciación entre hombre y mujer. El Síndrome de Harry Benjamin ocurre cuando el cerebro se desarrolla de un sexo y el resto del cuerpo se desarrolla con características del sexo opuesto. El sexo indicado por el fenotipo y el genotipo es opuesto al sexo morfológico del cerebro. El SHB es todavía conocido en Medicina como "Transexualismo", siendo éste considerado en la actualidad un término inadecuado y despectivo como lo era "Mongolismo" para referirse al Síndrome de Down en el pasado.


Transexualidad: Término genérico que se refiere tanto al fenómeno que se da en el reino animal (ej. determinados anfibios, aves, especies marinas) que consiste en un cambio de sexo natural en la especie, como popularmente se aplica también al referirse a personas que cambian de sexo por motivos estéticos ajenos al cuadro clínico de Síndrome de Harry Benjamin. 

Desconocemos las causas de la transexualidad ya que al ser ésta tan amplia e involucra a tantas especies animales a la vez, sus causas fisiológicas o ambientales están aún por determinar por las Ciencias de la Zoología y la Veterinaria, entre otras.

Además  el  término  "transexualidad"  es  usado  por  los  movimientos  políticos transgéneros vinculado a sus fines de ambiguedad y diversidad sexual, para menoscabo de las personas que realmente padecen la condición primaria de Transexualismo - moderno Síndrome de Harry Benjamin.


 
   
  
 
   
 







 
   
¿Cómo se trata el Síndrome de Harry Benjamin?
        
   

Nota: Esta página web no pretende explicar ampliamente y en detalle todos los aspectos relacionados con el Tratamiento del Síndrome de Harry Benjamin, porque ello ya está amplia y exhaustivamente explicado en multitud de otras páginas web en casi todos los idiomas, en lugar de ello, esta website se centra en la explicación de una actualizada forma de considerar el Síndrome de Harry Benjamin.


El tratamiento del Síndrome de Harry Benjamin puede virtualmente eliminar todos los síntomas de la condición, si se comienza lo suficientemente temprano.

El tratamiento del Síndrome incluye
Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH) (Más...) y cirugía correctiva genital, o Cirugía de Afirmación Sexual (CAS), con el fin de corregir el problema físico y ajustar favorablemente el metabolismo.

El problema actual con el Diagnóstico es que la condición es todavía conocida con el nombre de Transexualismo y la mayor parte de la comunidad médica no está en absoluto actualizada en esta condición, y muchas otras personas, tampoco. Parecen ignorarse los  avances  en  la investigación de esta condición de los
últimos años y los avances en general producidos en el conocimiento del desarrollo cerebral y su relación con el género, la sexualidad. En su lugar, persisten los viejos mitos y supersticiones en relación con la condición y parece continuar todo estancado en un punto muerto, debido en gran parte a la incorrecta terminología que se emplea todavia, como transexualismo, etc.

La medicina actual,
aunque perfectamente preparada para tratar con éxito el Síndrome de Harry Benjamin
, sin embargo falla en cuanto a la calidad de diagnóstico y perspectiva de la condición que propaga, quedando de forma  inexplicable  estancada  en   una  continua  falta  de auto-actualización médica sobre la condición y la oscuridad de los mitos del pasado.

Es recomendable acudir a un especialista endocrinólogo y aportar toda la documentación médica actualizada en relación con el Síndrome, a la vez que se presenta la condición desde una visión realista y respetuosa con su propia biología, con la pretensión de que se observe de forma objetiva.

El seguimiento psicológico resulta muy útil para el diagnóstico de esta condición, y su tratamiento físico después, puede corregirla por completo.

En la mayoría de los casos, actualmente, no se puede dar ninguna forma posible de diagnóstico hasta la infancia tardía o pre-adolescencia, siendo entonces posible el tratamiento desde, si es posible, antes del desarrollo adolescente. Los Paises Bajos están en la vanguardia de diagnóstico y tratamiento del Síndrome de Harry Benjamin en niños y adolescentes, de la mano de la doctora Cohen-Kettenis, una gran defensora del tratamiento humano de estos adolescentes desde la más temprana edad posible.

En España actualmente algunos hospitales en Madrid, Barcelona y Málaga pueden ofrecer un tratamiento completo de la condición bajo cobertura del Sistema Nacional de Salud, aunque existen diferentes especialistas en SHB repartidos por las diferentes comunidades autónomas.

Es importante recordar que el Síndrome de Harry Benjamin es una condición fisiológica, no psiquiátrica, y aunque la ayuda psicológica puede resultar muy útil para el diagnóstico de la condición, especialmente en edades tempranas, el tratamiento del Síndrome de Harry Benjamin es únicamente de carácter físico, incluyendo TRH y CAS, es un tratamiento correctivo físico. Por lo tanto, es al endocrinólogo, al que se debe de acudir al comienzo. Serán principalmente un endocrinólogo y un cirujano, los especialistas en el seguimiento del tratamiento del Síndrome de Harry Benjamin.





 
 

 
 
 
Trastornos en la conducta y otros daños que produce la automedicación y la falta de control en la aplicación de hormonas sexuales.


Estudio extensivo: Terapia Reemplazo Hormonal
 
 






 

 
  












SHB
: Una Condición Intersexual. 
 


El Síndrome de Harry Benjamin es una condición neurológicamente intersexual.
A  diferencia de otras condiciones intersexuales como el Síndrome de Turner, el Síndrome de Klinefelter, el Síndrome de Kuster Hauser, etc., el Síndrome de Harry Benjamin puede pasar inadvertido durante muchos años y producirse el diagnóstico mucho más tarde en la edad adulta. 
 
La naturaleza intersexual del Síndrome de Harry Benjamin es ahora un hecho que se va consolidando de forma progresiva así como el Síndrome se va colocando en el lugar donde le corresponde estar, que es entre las condiciones intersexuales o entre las enfermedades y condiciones raras, no entre las enfermedades mentales.

El Dr. Harry Benjamin apoyó firmemente la opinión de que el transexualismo es una forma de condición intersexual diciendo:

La Intersexualidad existe, en el cuerpo, así como en la mente. He visto demasiados pacientes "transexuales" que dejan su foto y su sufrimiento oculto por ser honestos aunque eso esté mal [...]  Son de consideración  los  doctores  con  una  mentalidad  biológica-causalística  de  ciertas  condiciones. El Transexualismo lo considero como un fenómeno intersexual [...] Los autores de América se reservan el término "intersexualidad" exclusivamente a los signos visibles de los trastornos del desarrollo sexual, es decir, hermafroditas y anomalías pseudo-hermafroditas. Los europeos, especialmente los alemanes, utilizan el término en un sentido mucho más amplio*.

Harry Benjamin, ‘Transvestism and Transsexualism’ (1953) 5 (2) Journal of Sex Research 13.

* por ejemplo, Helene Stourzh-Anderle, una doctora Austriaca, que se ha mostrado a favor de una consideración biológica del "transexualismo" considerando esta condición innata y por lo tanto una manifestación intersexual que puede estar combinada con ciertas características típicas intersexuales desde la infancia. Sexuelle Konstitution (1955) Verlag f.



Conclusiones del Dr. William Reiner, M.D. Pediatra clínico e investigador en el hospital John Hopkins, basadas en su trabajo con niños intersexuales:

"A fin de cuentas, solamente los propios niños son quienes deben de identificar quien y que es lo que son. A nosotros los investigadores nos corresponde escuchar y aprender. Las decisiones clínicas no deben estar basadas en predicciones anatómicas, ni en la "correcta" función sexual, tampoco es una cuestión de moral o de "congruencia" social, sino en aquel camino que sea el más apropiado para el probable desarrollo del patrón psicosexual del niño. En otras palabras, el órgano que se presenta como crítico para el desarrollo psicosexual y la adaptación, no son los genitales externos, es el cerebro." -

William Reiner, M.D., Ser Varón o Hembra -- Esa es la Cuestión, 151 Arch Pediatr. Adolesc. Med. 225 (1997)



Louis Gooren, endocrinólogo experto en el Síndrome de Harry Benjamin, se refiere a
los hallazgos  en  el  Instituto  Holandés  de  Investigación  Cerebral producidos en 1995 (Zhou et al.) y posteriormente refinados y confirmados en 2000 por otra investigación (Kruijver et al.),  y extendidos por otra investigación posterior (Swaab et al., 2008) del siguiente modo:

"El hallazgo de este índice biológico de diferenciación femenina del cerebro en transexuales de hombre a mujer podría representar un punto crucial en el abordaje del transexualismo desde varios puntos de vista. Primero, desde la profesión médica: los transexuales podrían ser "rehabilitados", pasando de perturbados mentales a víctimas de un trastorno en la diferenciación sexual. Segundo, los seguros médicos podrían ser (legalmente) obligados a cubrir los costos de la reasignación de sexo, como en otros casos de intersexualidad. Se podría exigir al sistema legal que tratase a los transexuales de forma análoga a otras formas de intersexualidad. El público podría cambiar su actitud hacia este fenómeno sorprendente. Podría esperarse que las instituciones religiosas etiquetasen el transexualismo no ya como pecado sino como enfermedad. Las fascinantes consecuencias de la "biologización" del transexualismo en todos los dominios de la vida son difíciles de valorar." -

Louis Gooren. "Transexualismo, una forma de intersexualidad". 2003. Profesor de Endocrinologia, Departamento de Endocrinologia y Andrologia. Universidad Libre de Amsterdam. Holanda.



En el Departamento de Neurología de la Universidad de Los Ángeles, California, se ha llevado a cabo un reciente estudio, en el que se analizaron los datos MRI de 24 mujeres con Síndrome de Harry Benjamin que todavía no habían sido tratadas hormonalmente, con el propósito de determinar si los volúmenes de materia gris cerebral en mujeres con Síndrome de Harry Benjamin antes de iniciar su tratamiento correctivo hormonal, se asemejan a los mismos volúmenes cerebrales de materia gris en hombres y mujeres sin Síndrome de Harry Benjamin, contando con un grupo de control de 30 hombres y otro de 30 mujeres, todos ellos sin Síndrome de Harry Benjamin.

Los resultados revelaron que las mujeres con Síndrome de Harry Benjamin poseen un volumen significativamente más largo de materia gris en una estructura situada en el centro del cerebro que junto con el núcleo caudado forma el núcleo estriado, en comparación con los hombres del grupo de control.

Estos recientes hallazgos proveen nueva evidencia de que el Síndrome de Harry Benjamin (vulgarmente conocido como "transexualismo") está asociado con un patrón cerebral distinto, lo que refuerza el supuesto de que la anatomía del cerebro constituye un rol altamente significativo en la identidad de género.


Luders E, Sánchez FJ, Gaser C, Toga AW, Narr KL, Hamilton LS, Vilain E.

Laboratory of Neuro Imaging, Department of Neurology,

UCLA School of Medicine, 635 Charles Young Drive South, Suite 225,

Los Angeles, CA 90095-7334, USA.

30 de Marzo, 2009.

 

Los hallazgos de la investigación médica acerca de la base neurológica del Síndrome de Harry Benjamin (Schwaab et coll, 1985. Zhou et al, 1995), expanden la dimensión de lo que entendemos por sexo fisiológico. Así ahora sabemos que el sexo físico no sólo incluye los genitales, los órganos reproductores, el sistema endocrino (hormonas sexuales) o la estructura genética (cromosomas sexuales) sino también la estructura cerebral, el sistema neurológico, o también conocido como sexo cerebral (brain sex). Esto hace que las posibilidades de variaciones intersexuales sean todavia mayores y obliga a una ampliación del significado del término intersexual.

Además de la naturaleza neurológicamente intersexual del Síndrome de Harry Benjamin, otras características como hipogonadismo o variaciones en el sistema endocrino por ejemplo, no son tan inusuales en las personas con Síndrome de Harry Benjamin.

M
uy recientes indicios en la investigación genética que fuertemente apuntan a una base cromosómica intersexual o "cruzada de género" también en personas con Síndrome de Harry Benjamin. Vilain, UCLA, 2003.

Varios otros estudios señalan también que proporciones significativas de mujeres con Síndrome de Harry Benjamin poseen unos niveles de antígeno HY abnormalmente bajos (Eicher et al., 1981). Diferencias morfológicas son también relativamente comunes, hay muchas chicas con Síndrome de Harry Benjamin por ejemplo, que suelen ya tener unas formas físicas y una disposición ósea marcadamente femeninas antes de iniciar TRH.

Recientes investigaciones evidencian una frecuente asociación entre el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) y el Síndrome de Harry Benjamin (SHB) en pacientes nacidos varones (58%). (Leer el estudio en PDF)

Otros hallazgos recientes también muestran como el Síndrome de Harry Benjamin puede depender parcialmente de variaciones en la longitud de ciertos segmentos de ADN donde los investigadores examinaron una secuencia repetida en cada uno de los tres genes conocidos por su implicación con el desarrollo sexual del cerebro. (en pdf en la sección de Archivos Médicos).

Una variación genética del enzima llamado cytochrome P17, el cual está involucrado en el metabolismo de las hormonas sexuales, se ha identificado recientemente que está asociado con el Síndrome de Harry Benjamin (conocido en el pasado incorrectamente como "transexualismo").

Su presencia provoca concentraciones de tejido más altas de lo habitual en las hormonas sexuales masculinas y femeninas, influenciando el temprano desarrollo cerebral en aquellos nacidos con Síndrome de Harry Benjamin.

Bentz , Hefler , Kaufmann , Huber , Kolbus , Tempfer. Universidad Médica de Viena.


El mayor estudio genético sobre el Síndrome de Harry Benjamin realizado hasta la fecha reveló que éste puede estar relacionado con el gen que regula los receptores androgénicos, que tiene la función de transcribir proteínas y de modificar el efecto de las hormonas masculinas.

"Hay un estigma social de que el Síndrome de Harry Benjamin, vulgarmente conocido como transexualismo, es simplemente un estilo de vida, sin embargo, nuestros descubrimientos apuntan a que la identidad de género se desarrolla a partir de una base biológica", dijo el director del estudio, Vincent Harley, efectuado en la Universidad de Monash.

Los científicos recolectaron muestras de ADN de 112 mujeres que nacieron con el Síndrome de Harry Benjamin y descubrieron que eran más proclives a tener una versión más alargada del gen que regula los receptores androgénicos, con respecto a 258 hombres que cuya identidad de género se correspondía con sus caracteres sexuales.

Los investigadores afirmaron la mayor longitud del gen puede resultar en un producción más débil de testosterona durante el desarrollo.

"Es posible que la disminución de los niveles de testosterona en el cerebro durante el desarrollo puede desembocar en una masculinización incompleta del cerebro en las mujeres con Síndrome de Harry Benjamin, implicando una feminización del cerebro y de la identidad sexual.", dijo el Profesor Harley.


Descubiertas alteraciones del gen MAP3K1 que afectan el proceso de diferenciación sexual en trastornos del desarrollo sexual como el Síndrome de Harry Benjamin.

American Journal of Human Genetics (AJHG) 2010; 87: 1-7. doi:10.1016/j.ajhg.2010.11.003 - Diciembre 2010

El equipo internacional de investigadores ha sido liderado por el Doctor Harry Ostrer, director de Human Genetics Program en el NYU Langone Medical Center. El equipo de investigación reportó su nuevo descubrimiento del gen MAP3K1 a la American Journal of Human Genetics (AJHG).

El dimorfismo sexual, la división durante el desarrollo del organismo en uno de los dos sexos, constituye un patrón muy extendido en la naturaleza. El genoma humano está predominantemente compartido entre los dos sexos e impone limitaciones que afectan el proceso de dimorfismo sexual, reflejando una interacción histórica entre la selección antagónica de ambos sexos. En este caso, la mutación del gen MAP3K1 constituye una importante clave durante el proceso de desarrollo sexual, un proceso que puede seguir su curso normal o resultar en una alteración de la diferenciación sexual como en el caso del Síndrome de Harry Benjamin.

"Hasta hoy solamente conociamos un pequeño número de genes relacionados con el desarrollo gonadal en humanos, y en base a esta información podiamos diagnosticar sólo a un 20% de los pacientes con TDS (Trastornos del Desarrollo Sexual) entre los que se encuentra el Síndrome de Harry Benjamin (Transexualismo F.64.0, CIE-10), pero ahora con el descubrimiento de la mutación del gen MAP3K1 podemos llegar a diagnosticar un 20% más de pacientes con TDS de genotipo XY. Este es un adelanto muy importante puesto que el gen MAP3K1 provee una nueva clave de entendimiento en el desarrollo gonadal y aumenta significativamente el número de casos con TDS que se pueden diagnosticar en el futuro." - Profesor Andrew Sinclair, investigador médico de Murdoch Children's Research Institute y de la Universidad de Melbourne, Australia.

Médicos investigadores de todo el mundo llevan décadas intentando hallar la alteración genética que es responsable del Síndrome de Harry Benjamin para que éste pueda ser diagnosticado lo más temprano posible en la infancia mediante un análisis de sangre, y ahora este nuevo descubrimiento supone un gran adelanto hacia la consecución de este objetivo que sin duda beneficiaria el diagnóstico y tratamiento temprano de los pacientes con Síndrome de Harry Benjamin.

Leer el Reporte completo en PDF  (Artículo en EUROPA PRESS) (Más...)

Pearlman et al, Mutations in MAP3K1 Cause 46,XY Disorders of Sex Development and Implicate a Common Signal Transduction Pathway in Human Sexual Differentiation. The American Journal of Human Genetics 2010.
 


Durante muchos años, investigadores y especialistas del sistema público de salud han estado valorando la exposición prenatal de altas dosis de estrógenos suministrados durante el proceso de gestación y su impacto en la salud humana, en particular la administración de diethylstilbestrol (comúmmente denominado DES o "stilbestrol"). El alcance de los efectos adversos en mujeres expuestas a DES (con frecuencia llamadas las "hijas de DES") han sido más extensamente documentadas que los efectos en hombres ("los hijos de DES").

Esta investigación contribuye en tres importantes áreas de investigación de la exposición de DES en varones. Un sumario de la literatura médica publicada discute los confirmados y sospechados efectos adversos de esta exposición prenatal en "los hijos de DES". Estudios preliminares llevados a cabo durante cinco años involucrando 500 personas con confirmada (60% de muestra) y sospechada exposición a DES, junto con documentación de mujeres con Síndrome de Harry Benjamin quienes contribuyeron 100 participantes en este estudio. Scott P. Kerlin, Ph.D. DES Sons International Network. Vancouver, B.C., Canada.

El Síndrome de Harry Benjamin es una consecuencia de un entorno atípico hormonal durante el proceso de gestación como en el caso de la hyperplasia adrenal congénita. Esto supone una resistencia a los andrógenos o a una exógena impregnación hormonal (la absorción del tratamiento con diethylstilbestrol durante la pregnancia).

Michel, Mormont, and Legros (2001). Milton Diamond, Ph.D., University of Hawaii, John McLachlan, Ph.D., Center for Bioenvironmental Research at Tulane/Xavier Universities, Dana Beyer, M.D., (DES Sons International Network), Kathy Cochrane, and Christine Johnson.
(
Read the full paper) (Leer el documento completo)


El debate entre las contribuciones relativas de naturaleza y educación sobre los patrones de género de los individuos, orientación sexual y Transexualismo están siendo revisadas desde la mitad del pasado siglo. Una atención particular es dada a la teoría de organización-activación prenatal en comparación con la tesis que puede ser llamada la teoría de la neutralidad psicosexual al nacer o la educación recibida.

La teoría predominante en la actualidad postula que el sistema nervioso del feto en desarrollo responde a andrógenos prenatales, por lo que en el momento postnatal determinará como el comportamiento de sexo y género se manifestará. Como esta teoría de la organización-activación prenatal ha sido considerada o no entre diferentes grupos y bajo que circunstancias es comprendida básicamente por la investigación y los diferentes comentarios de diferentes investigadores médicos de prestigio y numerosos doctores. La preponderancia de la evidencia científica indica que la teoría de de la organización-activación prenatal para el desarrollo de la identidad de género es certera en no humanos mamíferos y prácticamente certera en humanos.

Milton Diamond, Ph.D. Septiembre 2009. (Leer PDF completo)

University of Hawaii, John A. Burns School of Medicine, Pacific Center for Sex and Society, Honolulu, USA.


 
En un Documento sobre el reconocimiento de los derechos humanos de las personas con Síndrome de Harry Benjamin publicado muy recientemente en un periódico online de una Universidad Australiana, podemos leer lo siguiente:


"El Transexualismo (SHB) es ahora considerado por los mayores expertos en esta condición del mundo como otra de las muchas variaciones biológicas que ocurren en la formación sexual humana -una condición intersexual- donde el sexo indicado por el fenotipo y el genotipo es opuesto al sexo morfológico del cerebro. Las personas con la condición de Transexualismo (SHB) son por lo tanto nacidas con características de hombre y mujer, ambas, y como muchos otros con desarrollo sexual atípico, buscan una rehabilitación de su fenotipo y sistema endocrino para ajustarlo a su identidad sexual dominante, una identidad que es determinada por la estructura del cerebro. El Transexualismo (SHB) es acerca de ser un sexo determinado, no de convertirse en uno. Es tambien acerca de reconocer las normas de género, no sobre desafiarlas." - Karen Gurney y Eithne Mills. 2005. Murdoch University Electronic Journal of Law, Vol 12, No #1 & #2 




La vasta mayoría de las personas con condiciones intersexuales, poseen una identidad de género bién definida como mujer u hombre, y por ello su situación intersexual física necesita ser corregida. Ahora los colectivos intersexuales luchan para que las personas puedan tener la libertad de decidir por sí mismas cuando y de qué manera corregirlo.

Se quiere así poner fin a las cirugías a las que son sometidas estas personas al poco tiempo de nacer, y preferiblemente esperar a que la persona crezca y pueda decidir por sí misma acerca de su identidad de género y opciones.

Esto es algo que puede ocurrir ya en un futuro próximo y entonces estas personas estarían exactamente en la misma situación que las personas con Síndrome de Harry Benjamin en la actualidad, quienes tienen que decidir sobre su identidad de género y opciones en la edad adulta también.

De esta manera podemos perfilar un futuro sin distinciones entre el Síndrome de Harry Benjamin y otras condiciones intersexuales, siendo el Síndrome de Harry Benjamin simplemente una condición intersexual más, que puede ser corregida quirúrgicamente temprano en la pre-adolescencia o más tarde en la edad adulta, como se pretende en los casos de otras condiciones intersexuales.

Sin embargo, existe una negativa por parte de la mayoría de los grupos intersexuales clásicos a entender el Síndrome de Harry Benjamin como una condición intersexual también. Esto es debido sobre todo a una falta de información acertada sobre el Síndrome de Harry Benjamin, y a viejos estereotipos del pasado así como a una a veces excesiva rigidez en cuanto a lo que se debe considerar o no "intersexual". Y es que ahora mismo lo cierto es que el Síndrome de Harry Benjamin se puede considerar más bién como una condición intersexual no convencional.

Una solución a éste problema sería probablemente la inclusión preferente del Síndrome en la clasificación de Enfermedades y Condiciones Raras, en lugar de incluirlo entre las condiciones intersexuales clásicas. Pero lo mejor sería establecer un diálogo e intentar comprender las situaciones y realidades de ambos grupos -entre grupos de personas con condiciones intersexuales diversas y grupos de personas con Síndrome de Harry Benjamin, a modo de poder desarrollar una mayor comprensión e integración entre ambos.

El Síndrome de Harry Benjamin no es parte de la Identidad de una persona, sino un problema físico que necesita ser corregido o ajustado. Debido a la antigua "relación" del Transexualismo con la homosexualidad o el trasvestismo, se empezó a considerar desde el comienzo al Transexualismo como parte de la Identidad de las personas, llamándolas transexuales, del mismo modo que se hablaba de homosexuales o de travestis.

Y ahora nos hemos acostumbrado a hacer de nuestra condición, parte de nuestra Identidad, hasta el punto de que hay personas que están empezando a conocer el término Síndrome de Harry Benjamin y ya se están preguntando como llamarse a sí mismas entonces ahora, quizá "Benjaminas"?... Siguen haciendo de su condición una parte de su Identidad, porque ya se han acostumbrado así. Sin embargo ésto es un tremendo error, el Síndrome de Harry Benjamin es una condición fisiológica, no una parte de la Identidad de una persona, y del mismo modo que las mujeres con el Síndrome de Turner por ejemplo, no se denominan a sí mismas "mujeres Turner", pues igualmente nosotros/as no tenemos porque denominarnos "hombres o mujeres SHB o Benjamines", sino simplemente "hombres" o "mujeres". El Síndrome es algo aparte.

Es mucho más adecuado referirse al proceso como una Afirmación de Sexo, en vez de como una transición de sexo. Hablamos entonces de mujeres con Síndrome de Harry Benjamin que mediante tratamiento médico, incluyendo cirugía, están Afirmando su verdadero sexo, femenino. O de hombres con Síndrome de Harry Benjamin que Afirman su verdadero sexo masculino mediante tratamiento también. En vez de hablar de transexuales de hombre a mujer, o transexuales de mujer a hombre.

Es una Afirmación de Sexo, no una transición, y la condición no forma parte ni se debe hacer parte de la Identidad de una persona. Una vez más, tanto la perspectiva del problema como la terminología que usamos para describirlo, son importantes.

Se requiere tratamiento médico e intervención quirúrgica, por lo cual es tan importante el establecimiento de un protocolo adecuado de tratamiento para  la condición en el contexto de una clasificación médica adecuada y actualizada en el catálogo internacional de enfermedades y condiciones.
    

  
 


En relación con posibles críticas hacia la naturaleza intersexual
del Síndrome de Harry Benjamin o hacia el Síndrome en sí mismo,
ver la sección especial :

Respondiendo algunas Críticas
 

 
 
 
 


     

T
res Declaraciones Finales.


  • El Síndrome de Harry Benjamin es una condición (al menos, neurológicamente) intersexual. -Apuntado ahora de forma consistente y progresiva por diferentes estudios médicos.

       
  • Asumido lo anterior, denominar a la persona con Síndrome de Harry Benjamin como "transexual", está contraindicado. -Está contraindicado si tenemos en cuenta el bienestar psicológico y el balance emocional de la persona que ya es neurológicamente del sexo que siente desde el nacimiento y la entonces incoherencia del término.

        
  • El tratamiento correctivo del Síndrome de Harry Benjamin es una Afirmación de Género, y no una transición de género. -No hay ciertamente ninguna transición real de género involucrada en el proceso, y de todos modos ésta no sería virtualmente posible.
        



     






 
 
 






     






 
 
 
 
 

Continuación (Retrospectiva)

 
 
 

 
 
 
 

*Haz Click sobre la mariposa abajo para saber cómo podrías ayudarnoS*

 

 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 Charlotte Goiar.  Copyright @ 2005-2011  http://shb-info.org Todos los Derechos Reservados.